Testimonio Alumni Master Executive

septiembre 19, 2019 - No hay comentarios

Siempre tuve un sueño, una idea rondando la cabeza y, a pesar de haberme dedicado a las ciencias de la salud, nunca lo abandoné. Busqué varios centros de formación y me decidí por la MBA Business School.

En parte me serviría para bajar el sueño al terreno pagano, para dar forma a esta idea loca que me rondaba; y, por otro lado, para complementar mi formación, pues hace años demandaba formación en gestión que se pudiera aplicar a la Enfermería en particular, y a la Sanidad, en general.

Gracias a la formación recibida, al apoyo incondicional de los docentes de la MBA Business School , y cómo no, a todos y cada uno de mis compañeros con los que tengo la suerte de seguir en contacto, inicié el proceso de documentación para llevar a cabo el proyecto de mis sueños: Un Hotel Rural sostenible, que promocione y apoye el desarrollo del área rural donde se encuentra inmerso, atendiendo al lujo y al detalle en la atención y la prestación de los servicios. Pero todo esto lo dejo para la presentación.

En el área sanitaria, tras haber entrado a formar parte del grupo de trabajo PACAP Canarias (Programa de Actividades Comunitarias en Atención Primaria), impulsé la creación de las Aulas de Salud en el Municipio en el que trabajaba. Nunca lo hubiera logrado sin el apoyo de la Administración y la Dirección del S.C.S. (Servicio Canario de Salud), del Equipo PACAP Canarias y de la formación recibida.

Con respecto a mi sueño, me ayudó a sentar las bases para darle forma realista y poder llevarlo a cabo.

La Formación en la MBA no terminó con la entrega de Orlas del Máster en Dirección y Gestión de Empresas. Durante estos años, sus sesiones de MBA Talks y de Mentoring me han ido formando además de aconsejando y ayudando a reformular cada paso que daba. Además, gracias a sus sesiones de NetWorking y a mis compañeros de curso, me pude poner en contacto con los distintos profesionales que, hoy en día, me están ayudando a poner en marcha el proyecto. Tanto es así, que, en breve, y si todo avanza en la dirección correcta, como todo apunta, podré anunciar la materialización de este viejo sueño.

Para mí, formarme en la MBA, en Dirección y Gestión de Empresas, con más de treinta compañeros de otras áreas que nada tenían que ver con la sanitaria, y a los treinta y siete años, ha supuesto una apertura al conocimiento, la investigación y al desarrollo tanto personal como profesional.

¿Para qué? Me preguntaban muchos compañeros del área sanitaria. Bueno, para aprender a gestionar, para adquirir recursos de liderazgo, para gestionar los tiempos, para gestionar y liderar los equipos, para desarrollar nuevas habilidades en la presentación y venta de ideas, para elaborar un briefing, para elaborar análisis macro y microeconómicos en salud, medio ambiente y recursos comunitarios entre otras cosas. Y no solo esto, que no es poco, también me ha servido para hacer realidad otro gran sueño, para ver que nunca es tarde si se hace con la formación adecuada, los profesionales adecuados, los contactos precisos y las habilidades necesarias para llevarlo a cabo; habilidades adquiridas, entre otros, gracias a la MBA Business School.