Perspectivas económicas: marketing

septiembre 16, 2014 - No hay comentarios

Ricardo Gopar¿Qué tendencias de marketing se esperan para este ejercicio?

Cuando pensamos en marketing, casi de manera automática pensamos en Internet. Ambos canales deben ser complementados en lo que se denomina blended marketing. No en vano, muchos expertos afirman que en 2015 el mercado online registrará un crecimiento superior al 15% respecto a 2014. Paralelamente a todo lo dicho hasta ahora, debemos ser conscientes de las siguientes tendencias para este ejercicio:

  • Lo que resta de año y 2015, seremos testigos de una nueva confirmación de que debemos orientarnos al micro-targeting. Las audiencias continuarán segmentándose aún más.
  • La apuesta por Internet será imparable, al ser un medio que nos posibilita la orientación antes comentada, así como el lanzamiento de campañas más medidas y con opciones relativamente sencillas de reconducción.
  • Luego, y continuando en el ámbito de las TIC’s, no debemos perder de vista el mobile marketing: el uso de los dispositivos móviles continuará al alza por parte de los usuarios y para cada vez más acciones. Por ejemplo, aportará nuevas formas de pago más eficaces y eficientes.
  • Contenido. Tal cual. Las marcas que quieran destacar deberán ser editoras de contenido de calidad y que aporten valor al consumidor. Habrá que echar mano de fotógrafos, escritores, realizadores de vídeo, etc., profesionales y con experiencia para ganar en notoriedad a la competencia. Se estima que se destinará a la implementación de estrategias de marketing de contenidos en 2015, 135 mil millones de dólares. Esto debería acarrear una profesionalización de perfiles como el de community manager.
  • Las estrategias sociales (y no solo hablo de Internet), las relaciones públicas, el marketing de eventos… serán toda una oportunidad a la hora de hacer negocio. En estos escenarios debemos ver más allá de la relación cliente-proveedor, pues se reproducen incesantemente nuevas formas de colaboración que aportan valor a nuestro negocio más allá de este modelo tradicional.

¿Cómo puede una empresa mejorar su innovación en procesos de marketing?

Antes que nada, haciendo marketing. Hemos emborrachado el marketing con excesivas novedades a las que llamamos erróneamente innovación, y que lo han vuelto torpe e ineficiente. Se nos han olvidado los fundamentos del marketing: hacer una buena investigación, planificación, mimar la ejecución y hacer una medición de resultados minuciosa. Recuperar estas cuestiones elementales ya sería todo un paso hacia la innovación. También ayudaría ver Internet desde y para los usuarios, y no desde la tecnología, y nunca como una forma de marketing sustitutiva de las estrategias tradicionales. El marketing digital necesita marketing. Finalmente, ponerse de una vez por todas a la altura del consumidor. Bajar al ruedo y mancharse de barro. Escuchar, fomentar y liderar conversaciones y aprender.

Al mismo tiempo, las empresas deben tener en cuenta que el marketing no es algo de un departamento, sino de toda la compañía. Transversal. Cuantas más personas de la organización participen del mismo (desde directivos hasta personal de primera línea), mayor será la calidad de las conclusiones obtenidas que nos dirijan a la innovación.

¿Qué habilidades necesitará desarrollar un directivo de marketing en los próximos años?

Sobre todo, ser un líder (con todo lo que ello significa) que deje un poco de lado el traje y la corbata y la costumbre de devorar hojas de cálculo. Que tenga la habilidad de salir de su aura académica. Ha de alinearse con su equipo, practicar la escucha activa, tratar de tú a tú con los clientes y prospectos, sin intermediarios. Ha de ser interdisciplinar. Más sensible, flexible, digital y con gran rapidez de decisión.