España necesita fomentar la mentalidad emprendedora

agosto 11, 2011 - No hay comentarios

En los periodos de crisis es más necesario que nunca la creación de profesionales cualificados orientados al emprendimiento que sean conscientes de los retos económicos y sociales a los que se enfrentan los proyectos en la actualidad. Si realmente queremos modificar nuestro modelo productivo necesitamos facilitar la creación de empresas innovadoras y aumentar los esfuerzos formativos fomentando la mentalidad internacional.

La apertura de los mercados europeos y la oportunidad presente en los países emergentes del BRIC (Brasil, Rusia, India y China) se transforman en un horizonte económico esperanzador que solo se puede afrontar con fuertes conocimientos en idiomas y con las estrategias empresariales más completas.

Son precisamente las exportaciones las que actualmente están sosteniendo gran parte del crecimiento nacional ante la importante pérdida de consumo interno y es fuera de nuestras fronteras donde ha comenzado la lenta recuperación económica mundial.

En Canarias ya empezamos a notar el fortalecimiento del sector turístico derivado de la mejora de otros países y de la ola de cambios surgidas en Oriente Medio, lo cual nos habla de la gran importancia que tienen los mercados internacionales en nuestros sectores de actividad.

Necesitamos profesionales que profundicen en su formación para estar bien situados cuando se abran las puertas del consumo interno, pero que también sepan aprovechar lo mejor de las culturas europeas en lo referente a su mentalidad empresarial para innovar no solo con productos sino con procesos.

Einstein dijo una vez “locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados” y esto debemos aplicarlo a nuestro país. No solo debemos hablar de ampliar nuestros sectores de actividad, sino que hay que esforzarse por mejorar nuestra manera de hacer negocios.

Es algo que solo puede lograrse en base a una formación especializada, con un plan de estudios profesional adaptado a la realidad y orientado al pensamiento internacional. No es cuestión de esperar a la oportunidad sino de crearla y aprovecharla con todo nuestro potencial.

Con una mejor formación obtendremos mejores empresarios que a su vez serán capaces de organizar mejores empresas. Con estas, a su vez, podremos generar puestos de trabajo cualificados para dar cabida a la generación española mejor formada de la historia. Sin nuevas empresas y nuevas formas de hacer negocios el reto será mayúsculo, pero todo tiene un mismo comienzo: nosotros mismos.

No es cuestión de esperar a la oportunidad sino de crearla y aprovecharla con todo nuestro potencial. Debemos dar el primer paso para lograr el cambio… no podemos creer en la suerte.

Imagen | AZRainman

Germán Rodríguez Udiz @grudiz | Colaborador de la MBA Business School