Si estás desempleado, toma el control

julio 29, 2011 - 1 comentario
La búsqueda de trabajo es en estos momentos una de las ocupaciones más complicadas de gestionar por las difíciles condiciones del mercado laboral y la gran competencia producto de las altas tasas de paro nacional.
Si estamos en esta situación puede ser recomendable plantearnos el desempleo como si de un trabajo se tratara para poder crear una estrategia, pero también para poder controlar la frustración y dirigir adecuadamente nuestro futuro con confianza. Siempre dependerá de nuestra situación individual, pero esto supondría establecer horarios evitando la búsqueda de 24 horas que a nivel práctico puede desembocar en actitudes reactivas y no estructuradas que nos harán sentir vulnerables.
Comenzar con una búsqueda intensiva de empleo puede darnos buenos resultados pero ante el panorama actual es probable que esto no sea tan sencillo y debamos establecer una segunda etapa planificada donde dosificar nuestros esfuerzos para afrontar paros de media o larga duración.
Ningún trabajo debería mantenernos ocupados 24 horas, 7 días a la semana por claras cuestiones de desgaste, desmoralización, frustración, estrés, etc… así que no nos impongamos un plan a largo plazo que no tenga limitaciones pues desembocará en una peor eficiencia, o lo que es lo mismo: en peores posibilidades de éxito.
Dentro de nuestro horario tendremos que repartir las múltiples acciones que nos ayudarán a buscar empleo de modo que evitemos la monotonía en lo posible. Nunca apostemos por una única vía, diversifiquemos nuestra estrategia.
Introducir  actividades físicas en nuestro horario (aunque no tengan relación con la propia búsqueda) nos ayudará a mantener el ánimo y la autoestima ya que estar en el paro no debe ser lo mismo que estar quietos. Por ejemplo, algunas actividades a plasmar en nuestra jornada serían: actualizar nuestro currículum en los portales de empleo y realizar búsquedas en ellos, visitar oficinas de orientación laboral, preparar cartas de presentación, adecuar el currículum a los diversos empleos a los que queramos optar, entregar currículum en empresas de forma presencial, concertar y ensayar entrevistas de trabajo, analizar y explotar nuestra red próxima de contactos o, lo más importante: mejorar nuestro perfil.
La formación en periodos de desempleo puede ayudarnos a estructurar las jornadas pero ante todo puede cubrir las carencias de nuestro currículum. De este modo estaremos potenciando nuestras habilidades y haciéndonos más competitivos para lograr un puesto de trabajo adecuado a nuestra preparación.
Establece metas, marca horarios, mejora tu perfil, evita la frustración y sé constante. Si buscar empleo va a ser tu trabajo durante los próximos meses, procura ser un buen jefe y persigue los objetivos utilizando la motivación y la autoestima como tus motores principales. Establece un horario adecuado y toma el control.
Germán Rodríguez Udiz @grudiz | Colaborador de la MBA Business School