Profesores de MBA Business School: Yolanda Hernández

marzo 20, 2013 - No hay comentarios

Yolanda Hernández Socorro es profesora de Analítica Digital en Gran Canaria y Tenerife y de E-Commerce en el Programa Experto en Marketing Digital y Dirección Comercial de MBA Business School en Gran Canaria. Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y Diplomada en Ciencias Empresariales por la Universidad de Salamanca, es fundadora y Directora gerente de Virtual Business Europa, empresa consultora para el desarrollo de proyectos en Internet.

 

Profesores MBA Business School: Yolanda Hernández

Yolanda Hernandez

 

Análitica Digital

¿Qué nos dice internet del usuario o cliente?
Nunca hemos estado tan cerca de disponer de información de nuestros usuarios y clientes como lo estamos en la actualidad. Cualquier empresa puede llegar a detectar aspectos críticos en su negocio online si analiza con la debida profundidad sus datos. No obstante, muchas veces no se hace, bien por desconocimiento o por dejadez, por lo que se dejan de lado mejoras importantísimas que pueden suponer un cambio radical en la toma de decisiones a nivel estratégico y de inversión. Como ejemplo, podemos descubrir a través de la analítica de nuestro sitio web en qué producto está más interesado el visitante, o qué problemas podemos tener en nuestro proceso de compra: qué genera que finalmente el cliente o usuario abandonen la web antes de convertir o pagar. Parametrizando y analizando con las herramientas adecuadas, y haciendo un seguimiento continuo, iremos a la excelencia de nuestro proyecto o empresa online, con una mejora constante.

¿Qué nos aporta el conocimiento preciso del usuario de redes a la hora de configurar nuestra estrategia negocio?
El conocimiento de nuestros usuario nos dará las pautas para saber en qué canal debemos comunicar e interactuar con él y qué información es la que le interesa conforme a los temas que tratamos. Es habitual que muchas empresas empiecen a interactuar y se metan en todas las redes sociales que encuentren interesantes inicialmente, pero esto no debería de ser exactamente así, ya que no todo sirve para todos. Por ejemplo en Facebook normalmente entramos y visualizamos información que comparten nuestros amigos y páginas a las que seguimos, así que esta red social va asociada -según mi criterio- a temas de ocio y tiempo libre. De hecho, a todo lo demás le prestamos poca o nula atención, salvo que se haga de una manera diferente y divertida. Es importante no saturar con aquella información que, por decirlo de alguna manera, no es compatible con este uso. Recomiendo, en este sentido, estudiar a empresas de nuestro propio sector que llevan tiempo utilizando las redes y despuntan por su interacción: que veamos qué hacen bien y cómo lo hacen. De la experiencia de otros sin duda se aprende muchísimo y nos evitará caer en errores recurrentes.

¿La analítica web se aplica también a las redes sociales?
La analítica y monitorización de redes sociales están en auge. Hasta no hace mucho, se hablaba de las redes como la panacea de cualquier estrategia de éxito online pero no se ofrecían datos fiables que lo demostrara. Gracias a que cada una de ellas ha ido incorporando sus propios sistemas de medición, podemos averiguar el impacto de nuestras actuaciones en estos canales y el retorno de la inversión que nos pueden generar. Sin embargo, es importante recordar que todo depende del tipo de conversión que necesitemos. Si ésta se produce únicamente en nuestro sitio online y no en la red social, debemos generar que esos usuarios que ya hemos atraído y seducido visiten nuestro sitio y conviertan en él. En este caso, a través de la analítica de la página, podría medirse desde qué canal social ha entrado en concreto y cuál de ellas ha generado más impacto y conversión. Esto nos ofrece una idea de hacia dónde debemos encaminar nuestro esfuerzo. Sin duda la Analítica Web y Digital ha cambiado la forma de percibir nuestra presencia online: solo hay que contar en qué consiste y enumerar sus bondades para captar multitud de adeptos a la misma.

 

E-Commerce

¿Qué entendemos por negocio online?
Personalmente, yo lo entendería como una oportunidad para todos aquellos que se estén planteando iniciar alguna actividad empresarial y quieran tener flexibilidad y estar abiertos al mundo en un solo click. Definiéndolo de manera más formal, sería cualquier actividad comercial (compra / venta de productos y servicios) realizada a través de Internet. A través de este medio podríamos vender productos físicos, digitales y servicios.

¿En qué se diferencia el negocio en internet de la emprendeduría convencional?
La diferencia es que tu cliente potencial puede estar en cualquier punto del planeta y además tienes las puertas abiertas de tu establecimiento virtual las 24 horas del día y los 365 días al año. Si lo tienes adecuadamente organizado, podrías compararlo con el mejor comercial de tu empresa. Evidentemente, tener un negocio en internet supone un ahorro importante en los costos para quien empieza, y este hecho diferencial supone que muchos emprendedores se decidan a elegir internet como canal y como apoyo al inicio y expansión de su idea.

¿De qué sirve a una PYME tradicional tener presencia en internet o generar estrategias de negocio online?
Dependerá de la PYME, pues a esta pregunta se responde en función de los objetivos que tenga la misma. Evidentemente, si su objetivo es promocionarse, internet es el medio perfecto: existen multitud de canales donde llegar a un público objetivo de manera muy eficaz. Y no solo atraerlos, sino también seducirlos para que conviertan en la compra de tu producto o servicio y, por supuesto, fidelizarlos. Creo que a cualquier negocio que quiera generar un punto de innovación le servirá una presencia en la red; todo es cuestión de estudiar o generar el modelo de negocio integrando el canal de distribución y la propuesta de valor que se le va a dar al cliente o usuario. Profundizando en estos dos elementos, estoy segura de que saldrán muchas ideas diferenciadoras con respecto a su competencia.