Profesores de MBA Business School: Juan Ferrer

marzo 22, 2013 - No hay comentarios

Juan Ferrer es profesor de Gestión de Equipos del Programa Habilidades Directivas – Managerial Skills de MBA Business School en Gran Canaria. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid y formado en la Harvard Kennedy School en el Desarrollo del Liderazgo, además de grado PCC en la I.C.F (International Coach Federation). Formador, coach de directivos y especialista en la gestión del cambio en organizaciones, ha publicado dos libros: ‘Descubriendo con mi Coach’ (Edic. Díaz de Santos) y ‘Soñé que estaba despierto’ (Edic. BeginBook).

 

Juan Ferrer, profesor de MBA Business School

Juan Ferrer

 

¿Cuáles son las cinco ‘C’ del equipo eficaz? ¿Cuál es más importante?

Las cinco ‘C’ del equipo eficaz son comunicación, confianza, compromiso, complementariedad y coordinación. Considero que la más importante, es la complementariedad, pues si faltara, ésa sería la causa de numerosos conflictos, malentendidos y hasta roces personales. A la hora de diseñar un equipo o reestructurarlo, es necesario conocer los roles y perfiles humanos de cada integrante, para analizar y entender la compatibilidad, así como las carencias que como equipo pueda haber. Un exceso de roles o una ausencia de ellos, puede destrozar el potencial del equipo, por mucho que haya de las otras características.

¿Por qué equipos con alto potencial fracasan y otros con menos potencial logran mayores éxitos?

Permítanme utilizar el símil futbolístico. Concentrar numerosas estrellas puede tener un efecto contraproducente. ¿Están todas las posiciones cubiertas? ¿Está cada uno en el lugar que su talento o preferencia personal permita desarrollar todo su potencial? Grandes primeras figuras necesitan a grandes segundas figuras. Hay trabajos que no brillan tanto, pero sustentan el logro de otros. De ahí que haya que lograr un equilibrio entre los integrantes, frenando comportamientos o cubriendo carencias existentes.

¿Cómo puede lograr el directivo un cambio de actitud en su equipo que le permita innovar y dar un salto cualitativo en su gestión?

Para cambiar actitudes en un equipo es necesario analizar sus resistencias, motivaciones y posibles pérdidas. Sólo haciendo esta diagnosis podremos encontrar la forma de estimular el cambio. Pero para ello, estas personas deben participar en el proceso y no ser meros ejecutores. La implicación viene a raíz de la participación. Por eso, el jefe ya no es “Mr. Solución”, sino un facilitador para que la inteligencia colectiva emerja y se pueda lograr la innovación y la mejora en la gestión por parte de todos.