Entrevista a nuestro Profesor: Francisco de León “Comienza el Quantitative Easing”

enero 23, 2015 - No hay comentarios

Francisco de León
Profesor de Finanzas de MBA Business School.

– ¿En qué consiste la nueva estrategia del Banco Central Europeo?
La estrategia es más agresiva, y podríamos estar hablando de un paso adelante de la UE, la inyección directa en los gobiernos a través de préstamos a los bancos centrales de cada país miembro, con el objetivo de comprar deuda pública, para fomentar la inversión pública, ya que la privada no está evolucionando al ritmo deseado.

Se está cumpliendo el calendario, marcado por el BCE, hace 3 años, después de la intervención indirecta de los países de la zona sur, inyectando dinero a los bancos más necesitados. Ahora, toca mejorar la inversión, bajando tipos (actualmente en mínimos históricos), e inyectando dinero en la economía, no de manera directa (para evitar la inflación), sino con la inversión pública.

– ¿En qué medida es determinante para evitar una nueva crisis financiera y estimular la economía?
La crisis financiera ya es cosa del pasado. Las entidades actuales son las supervivientes de aquellos lodos, que el BCE intentará que no se repita, y mas con la creación del MUS (Mecanismo único de supervisión), controlando de manera directa a las entidades más relevantes de cada país miembro.

– ¿Cómo favorece una coyuntura de facilitación del crédito a empresas y particulares?
EL crédito fluye si aumenta la confianza, la confianza de los consumidores a gastar, gastan si aumenta su confianza a no perder su trabajo, existirá trabajo si existen inversores (públicos-privados), que a su vez, estos, no invertirán si no disponen de acceso a las diferentes fuentes de financiación. Es la pescadilla que se muerde la cola, nadie tiene la solución, y todos conocen cuál es, más dinero en la calle, y eso es lo que está intentando el BCE, inyectando estos capitales.

La confianza está aumentando, han empezado las noticias positivas, y ahora, es cuestión de tiempo…toca esperar, ver como reaccionan los mercados a los resultados de las elecciones en Grecia, que puede llevar consecuencias a los bancos alemanes, poseedores de la deuda mayorista de este país, si este solicita una quita de la misma, condición esta que puede empeorar al EURO, empeorando sus diferencias con el dólar, perjudicando nuestras importaciones.