El Máster Executive da comienzo entre presentaciones y debates

octubre 23, 2013 - No hay comentarios

La presente edición del Máster Executive de MBA Business School tuvo su punto de partida este pasado fin de semana con la recepción y presentación de los nuevos alumnos a cargo de la directiva de la Escuela de Negocios. José Cerezo, director académico de los programas Máster Executive, dedicó unas palabras para alabar la dedicación de unos alumnos que tendrán que compaginar su trabajo y su vida privada con los estudios especializados durante diez meses . “Es duro, son muchos fines de semana invertidos en la Escuela, pero al final el esfuerzo merece la pena y llega la recompensa”, aseguró. Y así es. El nivel de exigencia es alto, pero los beneficios de cursar el programa lo valen con creces.

Entre el alumnado, como suele ser natural, hubo quien se preguntaba si el Máster no sería demasiado duro para alguien que trabaja y tiene familia, si la exigencia no sería superior a las posibilidades reales de dedicación en tiempo, capacidades y esfuerzo. Es una cuestión que siempre surge al principio de los cursos. Sin embargo, las dudas quedan rápidamente despejadas: después de muchos años de experiencia, el plan de estudios está específicamente diseñado para que exista un perfecto equilibrio entre el tiempo que se reclama por parte de la Escuela y la capacidad real del alumnado para asumir tareas y conocimientos. La prueba es que la práctica totalidad de los matriculados termina por finalizar el Máster, no sin esfuerzo, pero por supuesto sin que resulte una tarea imposible.

VIERNES

El primer día de Máster no está hecho para dilapidarlo en presentaciones sino para entrar en materia sin mayor dilación. Y eso fue lo que indicó Cerezo, en su rol como profesor de la materia de Dirección Estratégica con la que dio comienzo el curso. Para sentar las bases de lo que será su enseñanza, la clase resultó eminentemente práctica de principio a fin. Por indicación suya, se formaron los primeros grupos de trabajo. Cuántas tardes y cuántas noches dedicarán sus integrantes a lo largo del año, compartiendo esfuerzos y resultados, ideas y conocimientos.

Víctor Auz, patrono de la fundación MBA, dedicó las siguientes horas a la parte introductoria del módulo sobre Ética empresarial con un planteamiento inicial que lanzó a sus oyentes: todos sabemos elegir entre hacer el bien y hacer el mal pero, ¿qué ocurre cuando tenemos que elegir entre un bien y otro bien, o entre un mal y otro mal? Estas decisiones se dan en la práctica empresarial en muchas ocasiones, como bien saben los directivos de las empresas. En esos casos, el abanico de posibilidades de elección aumenta y se hace más necesario que nunca contar con un fundamento ético bien definido.

El profesor Víctor Auz, impartiendo materia el primer viernes del Máster

El profesor Víctor Auz, impartiendo materia el primer viernes del Máster

El economista y profesor de Pre-finanzas Miguel Ángel Alonso comenzó su materia con una advertencia: los asistentes que sean licenciados en Administración y Dirección de Empresas, así como aquellos que se dediquen a la gerencia o contabilidad en su actividad profesional, encontrarán que Pre-finanzas no les resultará demasiado complicado. Se trata de una asignatura imprescindible, no obstante, para poder asumir los fundamentos de la contabilidad avanzada que vendrán después a lo largo del desarrollo del Máster, imposible de interpretar sin una base teórica mínima. A la hora de elaborar el plan de estudios, MBA Business School es muy consciente de que los alumnnos provienen de muy variadas actividades laborales y cuentan con diferentes perfiles de formación, por lo que se dedica un tiempo al inicio del curso a desarrollar la necesaria capacitación que permita avanzar en condiciones de igualdad a todos los alumnos.

SÁBADO

José Manuel Rivero abrió las sesiones del primer sábado del Máster con su materia Dirección de Márketing, una asignatura fresca y muy necesaria en los tiempos que corren. Su intervención tuvo por objeto definir los preceptos fundamentales que distinguen al Márketing de la Publicidad o de las Relaciones Públicas en la clase más eminentemente teórica de cuantas quedan por delante en Dirección de Márketing. Y, lo que tal vez sea más importante, ahondó en la invitación que ya se hiciera en la jornada inaugural para que los alumnos participen con total libertad con sus reflexiones, dudas y hasta discrepancias si las hubiere. Así como el viernes la actitud del alumnado era naturalmente de escucha e iniciación, con Dirección de Márketing dio comienzo un sábado de intervenciones, amenos debates, charlas y, en definitiva conocimiento compartido entre todos los asistentes.

Eduardo López, asesorando a los alumnos de MBA sobre la importancia del conocimiento jurídico.

Eduardo López, asesorando a los alumnos de MBA sobre la importancia del conocimiento jurídico.

Compartir su conocimiento fue precisamente lo que hizo el abogado Eduardo López, profesor de Entorno Jurídico, que se estrenaba como docente tras titularse como Máster MBA y Máster MBC en los años anteriores, en los que obtuvo el premio al mejor cursando de sus promociones. No pudo haber mejor estreno, ni causar mejor impresión en su audiencia que con una actitud netamente mayéutica; esto es, la técnica socrática para alcanzar el conocimiento mediante cuestionamientos y respuestas, que impulsa al alumno a preguntarse antes de preguntar y a responderse a sí mismo con el conocimiento que ya posee para luego completarlo y afianzarlo con la teoría académica. Al final de la clase hubo tiempo incluso para una amena sesión de consultoría jurídica particularizada, al emprender los alumnos una batería de preguntas sobre casos particulares, absolutamente heterogéneos, que el profesor contestó con una profusión de datos digna de una enciclopedia especializada. Todo fuera por transmitir adecuadamente la importancia que tiene sobre el trabajo y hasta sobre cualquier aspecto de la vida particular el adecuado conocimiento sobre las leyes que nos rigen.

Javier Mariscal, en la jornada inaugural de la materia Emprendeduría.

Javier Mariscal, en la jornada inaugural de la materia Emprendeduría.

Para finalizar el primer fin de semana del Máster Executive de MBA Business School, el profesor Javier Mariscal hizo una interesante introducción a la materia de Emprendeduría, asignatura fundamental en los tiempos que corren, con un alegato a la pasión y al disfrute a la hora de montar un negocio. “No todo puede ser ganar dinero”, dijo. “Para triunfar, para que el negocio realmente prospere y dé beneficios -no solo económicos- es imprescindible que nos guste lo que hacemos”. Y se notaba que, además de los negocios, Mariscal también disfruta y mucho con la docencia. El sano debate, tónica general de ese primer sábado de Máster, no se hizo esperar.